Scripts de MyDefrag para optimizar unidades de Windows   Scripts de MyDefrag para optimizar unidades de Windows.

 

Introducción

Desfragmentar una unidad de disco no es algo nuevo para la mayoría de los usuarios de Windows. De hecho debería ser uno de los procesos habituales del mantenimiento periódico de un ordenador.

Con el tiempo, de forma normal, al guardar y eliminar archivos en una unidad de disco, dichos archivos tienden a no ser almacenados en áreas contiguas entre sí. Cuando un archivo se almacena en la unidad de disco estando dividido en dos o más trozos no contiguos, se dice que el archivo está fragmentado.

Acceder a un archivo fragmentado supone un poco más de tiempo que acceder a un archivo que se encuentre almacenado de forma contigua.

El que unos pocos archivos estén fragmentados no supone un retardo apreciable. Sin embargo, con el tiempo podría ir ocurriéndole a más archivos según estos vayan siendo modificados (al editar un documento y añadirle más texto o imágenes...) o reemplazados (al instalar actualizaciones...). Cuando la cantidad de archivos fragmentados es relativamente grande, el retardo por acceder a cada archivo fragmentado se va acumulando con cada archivo que utilicemos, llegando a suponer un retardo que el usuario nota.

Para un usuario normal, el problema no va más allá de un cierto retardo que con el tiempo va aumentando (según más archivos van siendo almacenados fragmentados y según van almacenándose cada vez en más fragmentos) en el arranque del equipo, al ejecutar aplicaciones o al acceder o almacenar archivos. Sólo algunos usuarios de aplicaciones concretas podrían llegar a notar verdaderos problemas aparte del retardo. Por ejemplo, durante la captura de video podrían perderse cuadros, o durante la reproducción o edición de video podrían apreciarse pequeños saltos en la reproducción.

Pero desde luego, la fragmentación de archivos nunca va a llegar a producir otros problemas como errores, fallos en las aplicaciones o inestabilidad del sistema, a pesar de lo que diga la propaganda de algunos programas desfragmentadores. Se trata simplemente de un problema de retardo más o menos apreciable para el usuario, que salvo en aplicaciones concretas, no tendrá más efecto negativo que el propio retardo.

 

 

Desfragmentar

La desfragmentación es el proceso por el cual los archivos de una unidad de disco se recolocan de tal manera que cada uno esté almacenado en un área contigua.

Esto hace que acceder a un archivo sea lo más rápido posible, al no haber retardos por tener el disco que localizar y desplazarse hasta la posición de cada uno de los fragmentos en que podría estar dividido un archivo.

Sin embargo, ningún desfragmentador que se precie hará sólo esto hoy en día.

 

 

Optimizar

Desfragmentar los archivos hace que el acceso a cada uno de ellos individualmente sea lo más rápido posible. Sin embargo, no suele ser habitual acceder a un único archivo, sino a varios.

Por tanto a la vez que desfragmentamos los archivos de una unidad de disco, es un buen momento para optimizarlos, es decir, colocarlos ya desfragmentados en la mejor posición del disco, buscando los siguientes objetivos:

  • Colocar los archivos más frecuentemente utilizados relativamente cerca del principio de la unidad de disco. En las unidades de disco duro, el principio es una zona donde los archivos se acceden mucho más rápido que aquellos colocados al final.
  • Colocar los archivos a los que se suele acceder conjuntamente en posiciones próximas de la unidad de disco. De forma que todos los archivos que se suelan utilizar seguidos (como por ejemplo, todos los archivos de una misma aplicación) estén próximos entre sí.
  • Colocar todos los archivos de forma que los desplazamientos necesarios en próximas optimizaciones sean los mínimos posibles (por ejemplo, colocando un pequeño espacio libre junto a archivos frecuentemente modificados, para que dispongan de sitio para aumentar en tamaño o en numero). Así las siguientes veces que se desfragmenten y optimicen los archivos, la duración de este proceso sea mucho menor que la primera vez.

La mayoría de desfragmentadores (incluidos los comerciales) suelen ignorar completamente el segundo y parcialmente el tercer objetivo, centrándose únicamente en el primero y tan solo considerando las fechas de último acceso o última modificación de los archivos y agrupándolos en dos o tres bloques por periodos de estas fechas. Al usar sólo dos o tres bloques de archivos, la cantidad de desplazamientos normalmente (no siempre) se reduce al aumentar la probabilidad de que un archivo ya esté entre los de su bloque. Pero no se tiene en cuenta el beneficio de colocar próximos entre sí los archivos usados conjuntamente, ni se considera el beneficio de colocar determinados archivos al principio del disco a pesar de que hayan sido modificados hace poco tiempo, o de que determinados archivos podrían ser modificados con más probabilidad que otros aunque lleven más tiempo sin ser modificados.

Esto lleva a situaciones en las que algunos archivos de Windows o de las aplicaciones son llevados al bloque de archivos raramente modificados, mientras que otros archivos actualizados del propio Windows o de una misma aplicación son llevados al otro extremo del disco por ser más nuevos. Lo correcto sería colocar los archivos actualizados junto a los antiguos de la misma aplicación.

En otras ocasiones todos los archivos de una aplicación recién instalada serán llevados al bloque de archivos frecuentemente modificados por estar recién creados durante la instalación. Pero en la siguiente desfragmentación, todos ellos volverán a ser movidos a otra posición al haber pasado tiempo desde la instalación y pertenecer ahora a otro bloque de archivos según su fecha. Lo correcto sería colocarlos en una posición definitiva desde la primera vez.

 

 

El desfragmentador MyDefrag

Cada desfragmentador, comercial o gratuito, tiene preprogramado su propio plan de desfragmentación y optimización. Es decir, colocan los archivos en los sitios que el desfragmentador tiene fijados mediante algún criterio válido pero no siempre bueno (como por ejemplo, la fecha de última modificación comentada anteriormente), sin dar lugar al usuario a mejorar este criterio de optimización, o elegir que archivos se colocan según el criterio.

MyDefrag, al contrario que todos los demás, se programa mediante órdenes en pequeños archivos de texto o scripts. Esto permite que el usuario pueda ir eligiendo grupos de archivos, la colocación que se les quiere dar en el disco, o la ordenación dentro de cada grupo al colocarlos en el disco. Así, todos los archivos del disco van siendo elegidos por grupos y colocados según distintos criterios que el usuario puede elegir para cada uno de los grupos.

Mediante este "desfragmentador programable" es posible que los usuarios elijamos el plan o estrategia de desfragmentación que queramos, y por tanto conseguir aplicar en equilibrio los tres objetivos antes mencionados.

 

 

Los scripts de optimización para unidades de Windows

Los scripts presentados a continuación en este documento han sido pensados para realizar la desfragmentación y optimización de una unidad en la que se haya instalado Windows (versiones 2000, XP o Vista), para obtener el mejor rendimiento posible de los archivos más frecuentemente utilizados, colocar en posiciones próximas los archivos que pudieran ser utilizados conjuntamente y tratar de minimizar los movimientos necesarios en siguientes optimizaciones.

 

Antes de utilizar los scripts se debe tener en cuenta:

  • Los scripts son genéricos y pueden no ser óptimos para algunos sistemas o el uso que hagan algunos usuarios de sus sistemas y archivos. Cada usuario debería revisar y modificar los scripts, personalizándolos para el sistema concreto y el uso que haga de él y de sus archivos. A continuación se puede consultar la sección de detalles sobre la colocación de archivos para decidir si la optimización genérica es apropiada para un sistema concreto. Además, los scripts contienen comentarios que explican las posibles modificaciones que pueden realizarse en cada lugar.
  • En los scripts se asume que en principio, todos los archivos se pueden desfragmentar y recolocar. Sin embargo, esto no es cierto cuando Windows está activo (por ejemplo, los archivos de paginación e hibernación no se puede desfragmentar o recolocar). El que los scripts intenten mover todos los archivos permite que sea posible utilizarlos para desfragmentar aquellas unidades con instalaciones de Windows inactivas si hay dos o más instalaciones en el equipo o utilizarlos desde un CD de arranque (aunque recolocar los archivos inamovibles no es realmente necesario ni debe ser considerado una prioridad, por ejemplo cuando sólo se tiene una instalación de Windows).
  • El tiempo necesario para realizar la primera desfragmentación y optimización usando estos scripts puede ser considerado muy lento por algunos usuarios. Debe tenerse en cuenta que se está realizando una colocación y ordenación muy específica y que por tanto la primera vez que se ejecute, probablemente se estén recolocando todos o casi todos los archivos de la unidad de disco. Las siguientes desfragmentaciones y optimizaciones serán ya mucho más rápidas, dado que sólo los archivos nuevos, modificados o reemplazados deberán ser movidos (por ejemplo, archivos actualizados de Windows o de los programas, documentos nuevos o modificados...). Sólo si se producen muchos cambios en los archivos de la unidad de disco, podría darse el caso de que la próxima desfragmentación sea también lenta (depende de la cantidad de archivos nuevos, modificados o reemplazados entre una desfragmentación y otra). Si se da este caso, es necesario revisar y modificar los scripts, personalizándolos para el sistema concreto y el uso que haga de él y de sus archivos.

 

Para utilizar los scripts deben seguirse las siguientes instrucciones:

  • Si aun no hemos instalado MyDefrag, debemos descargar el programa desde la página de su autor e instalarlo.
  • Descargamos el archivo de los scripts usando el enlace situado al final de esta página. Una vez descargado, extraemos su contenido en la carpeta de scripts de MyDefrag, por defecto C:\Archivos de programa\MyDefrag v4.x.x\Scripts
  • Usando el Explorador de Windows, nos dirigimos a la carpeta donde hemos extraido los scripts (en este ejemplo: C:\Archivos de programa\MyDefrag v4.x.x\Scripts ), donde encontraremos los tres archivos ReserveMTFZone.MyD, SlowOptimize.MyD y FastOptimize.MyD.
  • La primera vez que utilicemos los scripts, en primer lugar, debemos ejecutar UNA SOLA VEZ el script ReserveMFTZone.MyD antes de utilizar cualquiera de los otros dos. Este script mueve los archivos de metadatos y la MFT de todas las unidades NTFS al principio del disco, y crea un espacio libre justo a continuación de al menos 200 MB para albergar la Zona Reservada para la MFT. Al acabar, inmediatamente se reinicia Windows de forma automática para que la Zona Reservada para la MFT se sitúe durante el siguiente arranque en el espacio libre recién creado. Este script sólo debe utilizarse una primera vez y no más. Al utilizarlo más veces, la Zona Reservada irá creciendo cada vez más, siendo esto innecesario.
  • La primera vez que utilicemos los scripts y tras utilizar el script ReserveMFTZone.MyD, debemos utilizar el script SlowOptimize.MyD para desfragmentar y colocar todos los archivos de cada unidad en sus posiciones óptimas. Esta primera desfragmentación puede durar varias horas según la cantidad de archivos, tamaño de los archivos y fragmentación de la unidad. Es posible detener de forma segura la optimización en cualquier momento simplemente cerrando MyDefrag, y posteriormente continuarla volviendo a ejecutar el mismo script SlowOptimize.MyD. Es recomendable dejar que la optimización lenta se complete alguna vez en todas las unidades para posteriormente obtener el mejor rendimiento y desfragmentaciones más rápidas tanto con SlowOptimize.MyD como con FastOptimize.MyD
  • Las siguientes veces que utilicemos los scripts, usaremos de forma habitual FastOptimize.MyD y sólo utilizaremos SlowOptimize.MyD ocasionalmente o cuando hayamos realizando cambios importantes en las unidades de disco (por ejemplo, hayamos instalado o desinstalado programas grandes, o instalado un Service Pack de Windows...). Por ejemplo, podemos utilizar FastOptimize.MyD una vez cada mes o cada dos meses, y SlowOptimize.MyD una vez al año o cuando haya cambios importantes. Recordemos una vez mas que no es necesario utilizar ya ReserveMFTZone.MyD salvo si se diera el caso de que la unidad de disco se ha llenado completamente.

 

 

Pulse sobre los enlaces que aparecen a continuación para conocer más detalles sobre la colocación de archivos realizada por los scripts y sobre como modificar los scripts para adaptarlos a un sistema concreto:

 

Explicación y detalles de la colocación de archivos   Explicación y detalles de la colocación de archivos
Modificaciones a realizar en los scripts   Modificaciones a realizar en los scripts

 


SITIO WEB OFICIAL DE MYDEFRAG Y JEROEN KESSELS, AUTOR DE MYDEFRAG.

En el sitio web de Jeroen Kessels encontraremos la página oficial de MyDefrag. Desde allí puede descargarse la última versión del programa, ver las modificaciones realizaras en las versiones, contactar con el autor o consultar el manual del programa en inglés.

Sitio web de MyDefrag   Ir al sitio web de MyDefrag

 

Descargar scripts para MyDefrag   Descargar scripts para MyDefrag
Página principal   Regresar a la página principal