Reinstalación de Windows XP   Reinstalación de Windows XP

En este documento voy a describir cómo reinstalar Windows XP de distintas maneras según el objetivo con el que estemos llevando a cabo la reinstalación del sistema.

Explicaré tres procesos, parecidos pero distintos:
- En el primero, no perderemos nada del contenido del disco, ya que realizaremos una "reparación" o "actualización en contexto". No es una "instalación limpia" y por tanto puede no ser útil en caso de reinstalar Windows por fallos o problemas. La configuración del antiguo Windows se conservará en gran medida.
- En el segundo, tan solo se borrarán las carpetas de Windows. Puede utilizarse cuando queramos hacer una "instalación limpia", pero sin formatear nuestro disco duro, con lo que no perderemos otras carpetas del disco que no sean las de Windows. La configuración actual se pierde en este caso.
- En la tercera, se hará una instalación desde cero. La unidad de disco donde resida Windows se formatea y se pierde todo su contenido, para posteriormente volver a instalar Windows como si fuera nuevo.

El propio proceso de instalación de Windows (indistinto para todos los métodos de reinstalación, salvo para la "reparación" en la que aparecen menos opciones o preguntas) está guiado paso a paso por un Asistente de Instalación en los momentos en que se requiere la intervención del usuario, así que bastará con introducir los datos que se pidan en cada pantalla o elegir las opciones que se quieran y pulsar el botón Siguiente. No es el objetivo de este documento describir el propio programa de instalación de Windows XP, sino los pasos previos y posteriores a una reinstalación, por tanto sólo pongo unas anotaciones que podrían resultar útiles en algunos casos.

 

 

Antes de empezar a reinstalar Windows XP:

- Si nuestro CD de instalación de Windows XP no lleva integrados los últimos Service Pack disponibles para Windows XP (normalmente en los CDs de instalación en los que se ha integrado un Service Pack se indica en el propio CD con las siglas SP1, SP2, SP3...), debemos descargar y tener preparadas dichas actualizaciónes para instalarlas ANTES de conectar a Internet por primera vez después de la reinstalación. Las actualizaciones Service Pack pueden descargarse desde el Centro de Descargas de la página web de Microsoft para posteriormente ser guardadas en otra unidad de disco duro (distinta a la que quizá fueramos a formatear al reinstalar Windows) o grabadas a un CD. Asegúrese de que el Service Pack que descargue corresponda con el idioma de su versión de Windows XP:

Página web de descarga del Service Pack 2   Ir a la página web de descarga del Service Pack 2
Página web de petición del CD del Service Pack 2   Ir a la página web de petición del CD del Service Pack 2
Página web de descarga del Service Pack 3   Ir a la página web de descarga del Service Pack 3
Página web de descarga del CD del Service Pack 3   Ir a la página web de descarga del CD del Service Pack 3

- Para poder instalar los controladores necesarios para todos nuestros dispositivos de hardware (módem, escáner, impresora, etc...), antes de comenzar la reinstalación debemos asegurarnos de que disponemos de todos los CDs o disquetes con los controladores. Si nos falta algún controlador, podemos dirigirnos a la página web del fabricante del dispositivo para descargarlo.

 

 

Reinstalar Windows SIN borrar la instalación de Windows anterior, y SIN formatear el disco duro (llamada "Reparación" o "Actualización en contexto"):

1º - Haremos una copia de seguridad de todo lo importante que se encuentre en las carpetas "Archivos de Programa", "Documents and Settings" y "Windows" por si acaso, aunque no tendría por que perderse nada, ya que estas carpetas no serán eliminadas. También se debe hacer copia de seguridad de todos los archivos de trabajo. Conviene de todas maneras, si podemos, hacer copia de seguridad de TODO el contenido del ordenador, sólo por si acaso, ya que no tendría que ser necesario.

2º - Saldremos de Windows utilizando la opción Reiniciar el equipo. Al reiniciar el ordenador, veremos la pantalla de arranque de la BIOS (la que tiene el logotipo verde de la EPA, o de la marca del ordenador, o del fabricante de la BIOS, etc). Para la reinstalación, debemos tener desactivada la protección anti-virus y el arranque del ordenador debe realizarse desde el CD-ROM. Si es necesario modificar estos parámetros, consulte la sección posterior en este documento.

3º - Al iniciar de nuevo el ordenador, insertaremos el CD-ROM de instalación de Windows XP en la unidad antes de que el ordenador arranque (un buen momento será durante la pantalla de arranque de la BIOS, la que tiene el logotipo verde de la EPA o la marca del ordenador...). Ahora el ordenador arrancará desde el CD-ROM que hemos insertado y veremos el mensaje "Presione una tecla para iniciar desde el CD.....". Debemos presionar cualquier tecla para iniciar el ordenador desde el CD-ROM de instalación de Windows XP. Cuando acabe, estaremos ante la pantalla de bienvenida del programa de instalación de Windows XP. Si el ordenador no hubiera arrancado desde el CD-ROM y hubieramos vuelto a Windows, significa que bien no hemos pulsado una tecla cuando apareció el mensaje, o bien alguno de los parámetros de la BIOS que se comentaban en paso 2 deben ser modificados, regrese a este paso y modifíquelos para poder continuar.

4º - Una vez en la pantalla de bienvenida de la instalación de Windows XP, pulsaremos [Enter] para comenzar. Seguidamente se presentará el contrato de licencia de Microsoft, pulsaremos [F8] para aceptarlo y continuar.

5º - En la siguiente pantalla del programa de instalación se nos indicará que se han detectado instalaciónes ya existentes de Windows XP y nos presentará una lista con todas las instalaciones disponibles (habitualmente solo habrá una), en la que elegiremos aquella que queremos reparar (si es que teníamos varias) pulsando las teclas de las flechas arriba o abajo. Una vez elegida la instalación de Windows XP que queremos reparar pulsamos [R].

Después de esto, la instalación de Windows XP continuará automáticamente.

 

Reinstalar Windows BORRANDO la instalación anterior, pero SIN formatear el disco duro:

1º - Haremos una copia de seguridad de todo lo que quiera conservar que se encuentre en las carpetas "Archivos de Programa", "Documents and Settings" y "Windows" (ya que se borrarán más tarde). También se debe hacer copia de seguridad de todos los archivos de trabajo. Conviene de todas maneras, si podemos, hacer copia de seguridad de TODO el contenido del ordenador, sólo por si acaso, ya que no tendría que ser necesario.

2º - Saldremos de Windows utilizando la opción Reiniciar el equipo. Al reiniciar el ordenador, veremos la pantalla de arranque de la BIOS (la que tiene el logotipo verde de la EPA, o de la marca del ordenador, o del fabricante de la BIOS, etc). Para la reinstalación, debemos tener desactivada la protección anti-virus y el arranque del ordenador debe realizarse desde el CD-ROM. Si es necesario modificar estos parámetros, consulte la sección posterior en este documento.

3º - Al iniciar de nuevo el ordenador, insertaremos el CD-ROM de instalación de Windows XP en la unidad antes de que el ordenador arranque (un buen momento será durante la pantalla de arranque de la BIOS, la que tiene el logotipo verde de la EPA o la marca del ordenador...). Ahora el ordenador arrancará desde el CD-ROM que hemos insertado y veremos el mensaje "Presione una tecla para iniciar desde el CD.....". Debemos presionar cualquier tecla para iniciar el ordenador desde el CD-ROM de instalación de Windows XP. Cuando acabe, estaremos ante la pantalla de bienvenida del programa de instalación de Windows XP. Si el ordenador no hubiera arrancado desde el CD-ROM y hubieramos vuelto a Windows, significa que bien no hemos pulsado una tecla cuando apareció el mensaje, o bien alguno de los parámetros de la BIOS que se comentaban en paso 2 deben ser modificados, regrese a este paso y modifíquelos para poder continuar.

4º - Una vez en la pantalla de bienvenida de la instalación de Windows XP, pulsaremos [Enter] para comenzar. Seguidamente se presentará el contrato de licencia de Microsoft, pulsaremos [F8] para aceptarlo y continuar.

5º - En la siguiente pantalla del programa de instalación se nos indicará que se han detectado instalaciónes ya existentes de Windows XP y nos presentará una lista con todas las instalaciones disponibles (habitualmente solo habrá una). En este caso no queremos reparar ninguna instalación, por lo que pulsamos [Esc].

6º - La pantalla que aparece a continuación nos muestra una lista de todas las particiones existentes en los discos duros que tenga el ordenador. Utilizando las teclas de las flechas arriba y abajo es importante que escojamos la partición en la que se encuentra el Windows XP que queremos reinstalar. Una vez resaltada la partición, pulsamos [Enter] para elegirla.

7º - La siguiente pantalla nos da la opción de formatear la partición que hemos elegido en el paso anterior, pudiendo elegir el tipo de formato con las teclas de las flechas arriba o abajo. En este caso no queremos formatearla, por tanto elegiremos la opción Dejar el sistema de archivos como está (no formatear) y pulsamos [Enter].

8º - La pantalla que se nos muestra a continuación nos advierte de que ya había un Windows XP anterior en esta partición, y que si confirmamos instalar de nuevo en esta misma partición, se eliminará el Windows anterior. Precisamente este era nuestro objetivo, así que pulsamos [Enter] para confirmarlo.

Después de esto, se eliminarán los archivos y carpetas de Windows XP en esta partición y comenzará todo el proceso de instalación.

 

Reinstalar Windows FORMATEANDO el disco duro:

1º - Al formatear una unidad de disco, todos los archivos que contenga se pierden, luego tendremos que hacer copia de seguridad de todo aquello que no queramos perder en el formato del disco. Conviene de todas maneras, si podemos, hacer copia de seguridad de TODO el contenido del ordenador.

2º - Saldremos de Windows utilizando la opción Reiniciar el equipo. Al reiniciar el ordenador, veremos la pantalla de arranque de la BIOS (la que tiene el logotipo verde de la EPA, o de la marca del ordenador, o del fabricante de la BIOS, etc). Para la reinstalación, debemos tener desactivada la protección anti-virus y el arranque del ordenador debe realizarse desde el CD-ROM. Si es necesario modificar estos parámetros, consulte la sección posterior en este documento.

3º - Al iniciar de nuevo el ordenador, insertaremos el CD-ROM de instalación de Windows XP en la unidad antes de que el ordenador arranque (un buen momento será durante la pantalla de arranque de la BIOS, la que tiene el logotipo verde de la EPA o la marca del ordenador...). Ahora el ordenador arrancará desde el CD-ROM que hemos insertado y veremos el mensaje "Presione una tecla para iniciar desde el CD.....". Debemos presionar cualquier tecla para iniciar el ordenador desde el CD-ROM de instalación de Windows XP. Cuando acabe, estaremos ante la pantalla de bienvenida del programa de instalación de Windows XP. Si el ordenador no hubiera arrancado desde el CD-ROM y hubieramos vuelto a Windows, significa que bien no hemos pulsado una tecla cuando apareció el mensaje, o bien alguno de los parámetros de la BIOS que se comentaban en paso 2 deben ser modificados, regrese a este paso y modifíquelos para poder continuar.

4º - Una vez en la pantalla de bienvenida de la instalación de Windows XP, pulsaremos [Enter] para comenzar. Seguidamente se presentará el contrato de licencia de Microsoft, pulsaremos [F8] para aceptarlo y continuar.

5º - En la siguiente pantalla del programa de instalación se nos indicará que se han detectado instalaciónes ya existentes de Windows XP y nos presentará una lista con todas las instalaciones disponibles (habitualmente solo habrá una). En este caso no queremos reparar ninguna instalación, por lo que pulsamos [Esc].

6º - La pantalla que aparece a continuación nos muestra una lista de todas las particiones existentes en los discos duros que tenga el ordenador. Utilizando las teclas de las flechas arriba y abajo es importante que escojamos la partición en la que se encuentra el Windows XP que queremos reinstalar. Una vez resaltada la partición, pulsamos [Enter] para elegirla.

7º - La siguiente pantalla nos da la opción de formatear la partición que hemos elegido en el paso anterior, pudiendo elegir el tipo de formato con las teclas de las flechas arriba o abajo. Lo recomendable es escoger la opción Formatear la partición utilizando el sistema de archivos NTFS. Podemos elegir Formatear la partición utilizando el sistema de archivos FAT, lo cual permite que la unidad sea accesible desde otros sistemas como Windows 95, 98 o ME, pero entonces no dispondremos de las opciones de compresión, encriptación o seguiridad/permisos de NTFS. En cualquier caso, una vez elegido el tipo de formato, pulsamos [Enter].

Después de esto, se dará formato a la partición y comenzará el proceso de instalación de Windows XP.

 

 

Cómo modificar la configuración de la BIOS:

Para poder realizar la reinstalación sin contratiempos, debemos tener desactivada la protección anti-virus de la BIOS y el arranque del ordenador debe realizarse desde el CD-ROM (para poder iniciar el ordenador utilizando el CD-ROM de instalación de Windows XP).

Según la marca y antigüedad de la BIOS de nuestro ordenador, seguiremos una de las siguientes instrucciones:

BIOS Award antigua: pulsamos la tecla [SUPR] para entrar al menú de la BIOS. Cuando aparezca este menú (pantalla de fondo azul y letras amarillas, normalmente), nos dirigimos, usando las fechas del teclado, a la opción Bios Features Setup y pulsamos [Enter] para acceder a ella. Aparecerá una nueva pantalla con más opciones, entre las primeras, estará Virus Warning Feature: hay que asegurarse que esta opción se encuentra en Disabled, y si no lo está, cambiarla a Disabled situandose sobre ella y pulsando [+] o [-]. Otra de las opciones de esta pantalla es Boot Sequence: debemos asegurarnos de que se encuentra en CD-ROM, C: ; si no lo está, hay que cambiarla con [+] o [-]. Para salir de esta pantalla, pulsamos [ESC]. Cuando hayamos regresado al menú principal de la BIOS (la primera pantalla azul con letra amarilla que vimos), escogemos la opción Save Changes & Quit para guardar los cambios. Aparecerá un cuadro rojo que nos pide que confirmemos esto; pulsamos [Y] y luego [Enter]. El ordenador reiniciará.

BIOS Award nueva: pulsamos la tecla [SUPR] para entrar al menú de la BIOS. Cuando aparezca este menú (pantalla de fondo azul y letras amarillas, normalmente), nos dirigimos, usando las fechas del teclado, a la opción Advanced Bios Features y pulsamos [Enter] para acceder a ella. Aparecerá una nueva pantalla con más opciones, entre las primeras, estará Virus Warning Feature: hay que asegurarse que esta opción se encuentra en Disabled, y si no lo está, cambiarla a Disabled situandose sobre ella y pulsando [+] o [-]. En esta misma pantalla se encuentran las opciones sobre las unidades de arranque. Estas opciones son First Boot Device, Second Boot Device, ... : En First Boot Device debemos asegurarnos de que se encuentra seleccionada la unidad de CD CD-ROM, y en Second Boot Device el disco duro C: o HDD-0. Si no están seleccionadas estas unidades, las cambiaremos con [+] o [-]. Para salir de esta pantalla, pulsamos [ESC]. Cuando hayamos regresado al menú principal de la BIOS (la primera pantalla azul con letra amarilla que vimos), escogemos la opción Save Changes & Quit para guardar los cambios. Aparecerá un cuadro rojo que nos pide que confirmemos esto; pulsamos [Y] y luego [Enter]. El ordenador reiniciará.

BIOS AMI "tipo 1": pulsamos la tecla [SUPR] para entrar a las pantallas de la BIOS. Cuando aparezca (pantalla de fondo gris y letras azules o negras, normalmente), nos dirigimos, usando las fechas del teclado, a la sección Boot. En esta pantalla, en las primeras líneas se encuentra la opción Boot Device Priority, en la cual aparece una lista con los dispositivos disponibles. Situándonos sobre los distintos elementos de la lista y utilizando las teclas [+] o [-] debemos conseguir que la unidad de CD identificada como CD-ROM drive (o por su marca o modelo) esté en la parte superior de la lista y a continuación se encuentre la unidad de disco duro, normalmente identificado como Hard drive (o por su marca o modelo). Para salir de la BIOS, cambiaremos a la sección Exit y escogemos la opción Exit Setup and Save Changes para guardar los cambios. Aparecerá un cuadro blanco que nos pide que confirmemos esto; seleccionamos Ok y luego pulsamos [Enter]. El ordenador reiniciará.

BIOS AMI "tipo 2": pulsamos la tecla [SUPR] para entrar a las pantallas de la BIOS. Cuando aparezca (pantalla de fondo gris y letras azules onegras, normalmente), nos dirigimos, usando las fechas del teclado, a la sección Boot. En esta pantalla, en las primeras líneas se encuentran las opciones 1st Boot Device, 2nd Boot Device... Situándonos sobre cada una de estas opciones y utilizando las teclas [+] o [-] debemos elegir como 1st Boot Device la unidad de CD identificada como CD-ROM drive (o por su marca o modelo) y como 2nd Boot Device el disco duro, normalmente identificado como Hard drive o por su marca o modelo. Para salir de la BIOS, cambiaremos a la sección Exit y escogemos la opción Exit Setup and Save Changes para guardar los cambios. Aparecerá un cuadro blanco que nos pide que confirmemos esto; seleccionamos Ok y luego pulsamos [Enter]. El ordenador reiniciará.

En el caso de las BIOS específicas de otros fabricantes (Dell, Compaq, Toshiba...), será necesario consultar la ayuda o manual del equipo para saber como realizar exactamente estos cambios. Las BIOS de estos equipos pueden ser muy diversas y no sería factible preparar instrucciones para todas las posibilidades.

 

 

Notas para realizar la instalación de Windows XP:

- Encenderemos todos nuestros dispositivos: módem, escáner, impresora, etc.... para que Windows sea capaz de detectarlos durante la instalación o el primer o segundo arranque. También debemos tener a mano los CDs o disquetes de los controladores de todos los dispositivos para insertarlos cuando los Asistentes para Agregar Nuevo Hardware los soliciten.

 

 

Nada mas acabar la instalación de Windows XP...

- Conviene volver a activar la protección anti-virus de la BIOS para la tabla de particiones y sector de arranque de los discos duros (la cual habíamos desactivado antes de comenzar la instalación) ya que NINGÚN programa, salvo la instalación de un sistema operativo o la partición o formato de un disco, debería hacer modificaciones en esas zonas. También es igualmente conveniente volver a configurar las unidades de arranque del ordenador tal y como estuvieran antes de comenzar la instalación.
Para ello, simplemente seguiremos los mismos pasos de la sección "Cómo modificar la configuración de la BIOS", pero dejando las opciones tal y como estaban antes de nuestros cambios.

- Si nuestro CD de instalación de Windows XP no llevaba integrado el último Service Pack disponible para Windows XP pero disponemos de los instaladores (por ejemplo, por haberlos descargado de la web de Microsoft antes de comenzar la reinstalación), ahora es el momento de instalar estas grandes actualizaciónes, siempre ANTES de conectar a Internet por primera vez. Una vez que concluya la instalación de los Service Pack necesarios (instalados uno tras otro siguiendo el orden), tras reiniciar es NECESARIO activar el Firewall de Windows y MUY RECOMENDABLE activar las Actualizaciones Automáticas.

- Si tenemos espacio suficiente en disco duro (se necesitará más de 1 gigabyte de espacio libre), puede que sea una buena idea hacer una copia de seguridad de Windows recién instalado y limpio. Para ello podemos utilizar el propio programa de Copia de Seguridad de Windows (sólo disponible en Windows XP Professional) o uno de nuestra elección. Si utilizamos el programa propio de Windows XP podemos escoger la opción de realizar una copia de seguridad para Recuperación Automática del Sistema ("ASR").

- También es muy recomendable ir a Windows Update e instalar las actualizaciones opcionales que consideremos necesarias o controladores de hardware actualizados (y las actualizaciones de alta prioridad si no hemos activado "Actualizaciones automáticas").
Después de todas estas actualizaciones, y si y sólo si Windows funciona perfectamente, podría ser conveniente crear de nuevo la copia de seguridad de Windows que hicimos antes. En caso de que observaramos que algo no funciona como debiera, restauraríamos la copia de seguridad que hicimos al principio.

Sitio web de Windows Update   Ir al sitio web de Windows Update

 

 

Descargar Documento   Descargar este documento
Página Principal   Regresar a la página principal